La Constancia en tu Vida

La constancia en tu vida

Es momento de detenerte un momento y reflexionar. ¿Qué tan constante has sido con las acciones elegidas? ¿Has visto algún cambio o resultado?

 

Puede ser que aún no tengas cambios muy grandes o haber logrado el objetivo final, sin embargo, el simple hecho de haber incorporado la constancia a tu vida ya tiene resultados y es importante que los empieces a percibir y reconocer. Sin observación nada sucede; si no lo reconoces, no lo vives y si no vives los resultados, las oportunidades que te brinda esta virtud se quedan ocultas y lo creado no se aprovecha.

 

Al observar nuestro día a día podemos percibir los cambios que se empiezan a generar. Recuerda los beneficiosos de la constancia* y observa si sientes alguno de ellos en tu día. La constancia nos da energía, fortaleza, satisfacción y plenitud; también va de la mano con la perseverancia, la dedicación y la inspiración, entre otras.

 

No todos los días nos levantamos al 100% ya sea física, emocional o espiritualmente. La vida está llena de altibajos y retos que superar, por lo que es importante tener una bolsita de herramientas que nos pueden ayudar a lograr cualquier meta y vivir la vida que deseamos. Mucho de lo que vivimos esta completamente vinculado a cómo lo percibimos y lo que pensamos y sentimos a partir de cada experiencia, por eso es importante tener fuerza mental, voluntad y dirección. La constancia nos ayudará a saber que confiamos en nuestro propio poder de creación, que contamos con la firmeza, perseverancia y consistencia de nuestros pensamientos y acciones.

 

Observa en tu vida si te es fácil ser constante o no. Cuando nos cuesta trabajo es importante ver por qué y podemos también trabajar en estas energías que van de la mano con la constancia. Si por el contrario poco a poco te das cuenta que puede ser constante, observa como se siente ahora tu energía y que como avanzas hacia tus metas con mayor facilidad.

 

 

Observa cómo se siente ser constante

 

Esta semana tómate un momento cada día antes de dormir para percibir los cambios que han surgido desde que comenzaste con los 10 minutos dedicados a ciertas áreas de tu vida. Trata de hacer pequeñas observaciones.

 

¿Puedes percibir alguno de los beneficios de la constancia?*

 

En tu aspecto físico, ¿cómo te sientes? Hay algún cambio en tu forma de sentirte con tu cuerpo, ¿es más fácil tomar acción? ¿Estás más descansado, más fuerte, con más energía?

 

En tu aspecto emocional, observa cómo has reaccionado emocionalmente estas últimas dos semanas ante los estímulos cotidianos, ¿existe algún cambio? ¿te sientes diferente? ¿mejor? Puede ser simplemente que reconoces ciertos estados de ánimo o que cambian tus reacciones o eres consciente de las mismas.

 

En tu interacción con los demás, ¿sientes más sólidas, cercanas y amorosas tus relaciones? ó ¿has encontrado que debes hacer ajustes para mejorar tus relaciones interpersonales?

 

Ademas puedes ir reconociendo en qué momento no quieres ser constante o te resiste para serlo. Podemos caer en la flojera o en la desidia o procrastinación, de ser así observa, ¿por qué? ¿Qué te falta o qué puedes hacer distinto para continuar con tu constancia?

 

Sigue con tu constancia, 10 minutos cada día a cada área que deseas mejorar. Puedes variar las actividades, tareas y acciones, lo importante es dedicarle un tiempo que cuente y valga la pena.

 

  • Conviértete en el observador de tu vida para conocerte mejor y ver los frutos de tu esfuerzo.
  • Por muy pequeños o pocos que parezcan los cambios que observas en ti, empieza a vivirlos.¡Son súper importantes! Si no los reconoces, ¿cómo crearás y mejorarás más?
  • El simple hecho de observar lo que la constancia brinda a tu vida, también te permitirá mantener esa energía en constante movimiento con inspiración, alegría y amor.
  • Continúa, sigue adelante, no te detengas.
  • Si no puedes percibir ningún cambio, piensa que te impide verlo, detente a pensar si es una resistencia de tu subconsciente y de ser así trabaja en ti o haz una nota mental para resolver esa resistencia.
  • Conforme vamos avanzando para adquirir virtudes veremos que hay capas de sentimientos y emociones que podemos ir tocando y que podemos entender, aceptar y sanar para continuar en nuestro camino de creación.

 


Algunos ejemplos de los cambios que podemos percibir...

 

Al despertar puede ser que tengas más energía, que te levantes y comiences tus actividades con mayor facilidad y más alegría.

 

Cada vez es más sencillo y cómodo realizar las actividades y tareas que te propones y hasta le pones un toque personal y creativo.

 

Te sientes satisfecho cada día antes de descansar o dormir, te causa emoción completar un día productivo y lleno de logros.

 

 

*Consulta los beneficios de la constancia en el blog de Constancia semana 2 del mayo